¡Sobrevivir a las primeras Navidades de casados!

Esta semana queremos daros algunos consejos prácticos para que realmente estas primeras navidades como marido y mujer transcurran realmente ¡en paz! Como sabemos que entre vosotros todo va perfectamente, vamos a poner el foco en las comidas y cenas familiares donde a veces pueden saltar las chispas, y no siempre para bien.

Comida-de-Navidad-3

En todas las familias cuecen habas, y aunque nos llevemos muy bien con todos los nuevos miembros de nuestra pareja siempre pueden surgir momentos algo “incómodos” en los que no sepamos muy bien como actuar. Por eso nuestra amiga coach Beatriz Vilas nos da algunos consejos profesionales para que toda fluya y tengáis de verdad ¡felices fiestas!

785011.TIF

1 Observar a la familia de nuestra pareja

Mirar mucho, escuchar y hablar poco. No se trata de que seamos antipáticos, pero si algo reservados en nuestra primera navidad con nuestra nueva familia política. Es posible que ya nos conozcamos de nuestro noviazgo pero es probable que tu cuñado o cuñada o suegro te vea ahora con otros ojos y se permita ¡nuevas confianzas! que te descoloquen un poco. Lo mejor es pasar algo desapercibidos y sonreír mucho.

2391-en-salta-para-la-cena-de-navidad-una-familia-tipo-necesita-805-pesosa

2. Allá donde fueres, haz lo que vieres

Echamos mano del refranero popular para este siguiente punto. Lo mejor que podemos hacer es tras observar cómo se relaciona la familia entre sí, es adaptarnos un poco a sus costumbres e intentar hacer como ellos. Es mucho mejor eso que destacar cuan diferentes son sus costumbres de las que nosotros conocemos. Así todos estarán más cómodos sabiendo que te esfuerzas por pertenecer a ese círculo familiar.

20131213-175349

3. Bebe lo justo para seguir con la mente clara

En las cenas navideñas la gente come mucho, habla y ¡bebe más de la cuenta! Y ya sabemos todos que tomar dos copas de vino o champán de más  puede soltarnos un poco la lengua más de la cuenta. Que sean los miembros de tu familia política los que “se pasen” y no tu…¡No querrás escuchar las bromas crueles de algunos familiares de tu pareja diciéndote cosas relacionadas con tus reacciones! Eso, o los reproches de tu pareja al volver a casa porque piensa que “te has pasado”…

cena-adictamente

4. Mantente al margen de conversaciones peligrosas

No sabemos nunca por dónde van a salir los comensales en sus conversaciones, ¡y menos una noche de fiesta en Navidad!, pero lo que está claro es que no todo el mundo vota al mismo partido político, profesa la misma religión ni es forofo del mismo equipo, así ¡mejor no participar demasiado en este tipo de conversaciones que pueden meterte en un aprieto casi sin darte cuenta! Sonríe e intenta evitar todo enfrentamiento.

iStock_000061405844_Small-770x5121

5. Si la cosa se desmadra, demuestra mucho amor hacia tu pareja

Pero a pesar de todo lo que te podamos aconsejar, ¡siempre puede surgir un momento de discusión o enfado entre algunos miembros de la familia! Lo mejor en estos casos es mantenerse al margen y besarse para rebajar la tensión o ser cómplice de tu pareja, tal vez sea el momento de decirse al oído que le quieres y que esperas que nunca te veas en un aprieto parecido con vuestros futuros hijos y yernos.

En fin, el amor es maravilloso y si es con la nueva familia (política) ¡también puede ser fantástico! ¡Mucha Paz y Amor para estas fiestas!