Tradiciones parte II

¡Hola de nuevo!

En nada empezará la temporada de bodas y conforme se acerca el momento, muchas novias tenéis dudas sobre dónde colocaros, el número de testigos, el arroz, pétalos…Por eso, para aclarar vuestras dudas, hoy seguiremos con las tradiciones. :)

POST4_MOMENTS1

Tradición 1: Entrada de la novia

Uno de los momentos más importantes e impactantes de las bodas. La llegada de la novia cogida del brazo de su padrino, entrando en la iglesia o el lugar elegido con una sonrisa inmensa, llena de felicidad y algo nerviosilla. ¡Qué momentazo!

Sin embargo, ¿dónde se coloca la novia? ¿A la derecha? ¿A la izquierda?

Una vez llega al altar, ¿dónde se coloca el novio?¿Y ella? ¿Los familiares?

¡Entran las dudas! ¡Qué estrés!

POST4_MOMENTS2

Iremos paso a paso

El novio y sus familiares se colocan en el lado derecho de la ceremonia ya que durante la Edad Media, cuando muchos matrimonios eran concertados y no por amor, el novio se colocaba en el lado derecho para poder acceder con mayor facilidad a su espada en caso de que surgiera algún tipo de imprevisto y tuvieran que pelear por ese matrimonio. Por ese motivo, el padre de la novia también  se coloca a la derecha, yendo cogida del brazo izquierdo del padrino. Además, colocándose de este modo, la madre de la novia podía asistirla en el caso de se desmayara o le sucediera algo a la novia.

Gina&Joan148

Fotos: Francisco Fonteyne

FOTOS: Francisco Fonteyne

FOTOS: Francisco Fonteyne

 Tradición 2: ¿Por qué tiramos arroz al finalizar la ceremonia?

Esa pregunta que todos en alguna boda nos hemos hecho y que sin saber la respuesta, nos hemos dejado llevar y hemos lanzado el arroz a los novios, a veces, con demasiada fuerza ;)

Es raro ver una saluda de los novio sin que una lluvia de arroz les caiga. Muchos lo ven como un momento divertido en el que los amigos celebran el matrimonio de una forma “peculiar”, sin embargo, la realidad es otra.

Esta tradición nos llega desde Asia, donde el arroz es un elemento indispensable en su gastronomía. Por tanto, atendiendo al significado y simbolismo del arroz en ese continente, el arroz se lanza como símbolo de fertilidad y prosperidad, deseándoles a la pareja riqueza en su nuevo hogar e hijos con los que poder disfrutar y crecer.

POST4_MOMENTS4

Además, hoy en día, junto con el arroz, también tiramos pétalos simbolizando la purificación del alma de los novios. Sin duda, todo son símbolos de amor, esperanza y felicidad para la pareja.

POST4_MOMENTS 5

Tradición 3: La tarta de boda

Esta tradición nos llega desde la época romana. Increíble pensar que hay tantas tradiciones de esa época, ¿verdad?. Se dice que en las ceremonias romanas se rompía una hogaza de pan sobre la cabeza de la novia como símbolo de fertilidad. Una vez desmigada el novio se comía la mitad de esa hogaza durante la misma ceremonia y los invitados el resto de migas que caían de la cabeza de la novia. Sin embargo, no fue hasta el siglo XVII cuando empezó a conocerse la tarta nupcial como ahora la conocemos. En Inglaterra se puso de moda apilar tartas o pasteles dulces que los novios bendecían y ofrecían a sus invitados, deseándoles la misma felicidad que ellos. Pero, dada la inestabilidad  de las tartas, esta tradición  fue evolucionando hasta llegar a la actualidad en la que las tartas también suelen tener pisos aunque muchísimo más estables.

POST4_MOMENTS 6

El significado de la tarta de boda es abundancia para el nuevo matrimonio y el partirlo juntos significa el apoyo mutuo entre los cónyuges. Por ello, el partir la tarta es un momento único en el que el novio deberá poner la mano sobre la de la novia. Tras el corte, ambos se ofrecerán un pedacito  de tarta simbolizando así el cuidado mutuo y el respeto en el matrimonio.

Hoy en día existe una tradición referente a las tartas nupciales y es que, los novios guardan en su congelador el último piso de su tarta y el día de su primer aniversario se lo comen como símbolo de amor duradero.

POST4_MOMENTS 7

Tradición 4: Luna de miel

Sorprendentemente, la luna de miel también es una tradición que ha ido evolucionando hasta convertirse en un viaje inolvidable para la pareja. Sus orígenes se remontan a los teutones quienes sólo celebraran el matrimonio los días de luna llena y tras la ceremonia, los novios bebían licor de miel durante 30 días seguidos. Sin embargo, la luna de miel como la conocemos nosotros viene de la mano de los burgueses ingleses en el siglo XIX, cuando los novios, tras la ceremonia, emprendían un viaje visitando a los familiares que no habían podido asistir a su enlace. Esta tradición se extendió y al mejorar los medios de transporte, se consolidó como el viaje que hoy en día conocemos.

POST4_MOMENTS7

¿Qué os han parecido estas tradiciones? Es curioso ver como hoy en día tenemos ritos y ceremonias que se remontan a  épocas tan lejanas, que todos hemos estudiado y a las que debemos mucho. Aun así, agradecemos la evolución social ya que no nos imaginamos a una novia con una hogaza de pan en la cabeza o al novio desenvainando su espada para luchar por su matrimonio. :)

¡Feliz día!