¡Luna de miel…Japón!

Llega el día de la verdad, tienes todo el mundo para conocer y  sólo puedes elegir u n destino… ¿qué haces?

¡¡¡Fácil!!! Ve a Veloviajes y deja que te asesore Verónica.

LOGO VELOVIAJES

Pongámonos en situación.

Llegas con tu prometido a la agencia, ves a Verónica, le comentas que os vais a casar y que estáis mirando destinos. Ella te asesora y te comenta que actualmente los destinos más solicitados son: Japón, Costa Rica, Tailandia…y por supuesto los típicos Nueva York y Riviera!

POST2_P

¡Empiezan las dudas! Valoras destinos y piensas, ¡ya que estamos, vámonos muy lejos!

¿Qué tal Japón?

POST1_P

Ahora visualízate, sentada en el avión, cerrando los ojos y soñando porque lo que te espera va a ser genial.

avion

Llegas a Japón. ¡Qué ganas tenías! Tantos meses de preparativos de boda y ya por fin…¡puedes relajarte  y disfrutar! ;)

Primera parada Kyoto.

¿Sabías que durante  más de 1000 años fue la capital del país del sol naciente? ¿Sabías que fue la única ciudad de Japón que no fue bombardeada durante la II Guerra Mundial?

Cuando llegues a Kioto pensarás que es una ciudad industrial, calles llenas de gente y un tráfico caótico, sin embargo, es ideal para hacer turismo y perderse por la ciudad ya que tiene alrededor de 1700 templos budistas, 300 santuarios sintoístas, palacios imperiales, casas tradicionales, jardines…y para los amantes de la electrónica y grandes  compañías, Kioto tiene mucho que enseñaros como por ejemplo, Nintendo. Como veis, el patrimonio cultural y el ocio que ofrece Kioto es impresionante. Además, la facilidad para moverse es genial y te permitirá conocer lugares cercanos y no tan cercanos que seguro que os dejan boquiabiertos.

POST3_P

Seguimos con nuestro viaje. Próxima parada, Hiroshima.

¿Quién no conoce Hiroshima?

Posiblemente, una de las ciudades icono de la paz mundial.

Imposible estar ahí y no recordar la historia de la ciudad y por supuesto, de la humanidad. Pero dejando a un lado lo sucedido en agosto de 1945, Hiroshima y sus alrededores, tienen mucho que enseñarnos; tiene un  gran interés cultural, ya que, por un lado, nos muestra la reconstrucción de una ciudad y su población tras un ataque devastador y a su vez, la espiritualidad que rige a este país mediante sus templos y santuarios. Hiroshima es la combinación perfecta entre historia, tradición y actualidad.

POST5_P

Ahora que ya conocemos dos ciudades japonesas y sus alrededores, ¿qué os parece si cambiamos el chip y nos adentramos en la parte más espiritual del viaje? Toca estar en contacto con la naturaleza, descubrir la montaña sagrada, conocer templos, mausoleos y  además,  una ruta de peregrinación hermanada con el conocido Camino de Santiago de España. Imagínate dos días de paz, tranquilidad entre  cedros y cipreses japoneses, escarpadas montañas, pintorescos ríos y  cascadas encantadas en las que se cree que habitan espíritus. Sin duda, un momento único que recordarás toda la vida.

POST6_P

¡Vuelta a la realidad!

Llegamos a Osaka. Visitaremos la ciudad ya que siendo la tercera más grande del país, no podemos dejarla a un lado, ¿verdad? Pero nuestro tour nipón no termina aquí, ¡seguimos! Desde Osaka, nos vamos a Kanazawa, Takayama, Nagoya… donde visitaremos uno de los jardines más bonitos del mundo, barrios con un encanto tradicional, conoceremos la cultura samurai, casas tradicionales…

¡El auténtico Japón!

POST7_P

Despueés de tantos días, llegamos a Tokio, capital de Japón. Ciudad cosmopolita en la que no podrás perderte la torre de Tokio, la plaza del Palacio Imperial, el parque Fuji-hakone…¡no te desvelamos más porque es una ciudad increíble! ;)

POST8_P

Parece que el viaje acaba, estamos ante dos opciones: por un lado, nos podemos volver a nuestro país y con ello finalizar la luna de miel o, en caso de que queramos un poquito más, ¿quién se apunta a una extensión a playa? Podemos ir a Bali, Maldivas o Krabi (Tailandia)…¡Nos encanta la idea! Nos imaginamos tomando el sol sobre arena blanca, agua cristalina…¡así si llegaremos relajados y con pilas cargadas!

POST9_P

Después de tantos días en Japón, sólo podemos decir…

Sayonara!!!!